Estantería Nórdica: lo simple y funcional tiene sello escandinavo

Mira, te voy a contar una curiosidad.

Hay personas que compran un libro, lo colocan en la estantería de su casa y no lo leen nunca. En japonés, hay una palabra que define este comportamiento: “tsundoku”.

Si los japoneses inventaron este término, es porque debe ser algo muy habitual en las personas: compramos libros que nunca leemos.

Si perteneces a este grupo, las estanterías nórdicas son lo mejor para ti: simples, funcionales y podrás almacenar tantos libros como desees.

 

¿Por qué comprar una estantería de estilo nórdico?

La decoración nórdica apuesta por lo sencillo, por lo práctico y por lo funcional. Esto es ideal para sacar el máximo partido a los espacios (sobre todo los pequeños).

Las estanterías nórdicas son simples y no utilizan artificios en sus diseños. Apuestan por lo lineal y, precisamente eso, es lo que las hace únicas.

Estarás de acuerdo conmigo en que, en el diseño, menos en más. La tendencia, ahora y en el futuro, es el minimalismo.

Los espacios cargados, llenos de cosas y trastos, quedaron en el pasado. Eso déjalo para tus padres y abuelos.

Tipos de estanterías escandinavas

En la decoración scandi, lo habitual es que te encuentres 3 tipos de estanterías:

En forma de escalera

escalera decorativa

Esta estantería es la que más hype ha creado en los últimos años. En Pinterest o Instagram, es el postureo máximo.

Si quieres tener la casa más molona, esta es sin duda el modelo que debes elegir. Más que una estantería es una pieza de decoración.

Eso sí, si necesitas guardar cientos de libros, quizás no sea la mejor opción para ti.

Algunas ideas de cómo puede quedar guay:

  • Como mesita de noche.
  • En el baño para las toallas, cestas con maquillaje, geles, etc.
  • Para tus cosas favoritas: fotos, libros, figuras, una cámara lomo o aquel bonsái que te regalaron. ¡Deja volar tu imaginación!

Simple

String Pocket - Estantería

La de toda la vida.

Una balda colocada a la pared. Aquí es un poco a tu gusto: puedes jugar con las medidas, grosores, distancias (alineadas o no) y tamaños.

Para una estructura más sólida, puedes optar por unas baldas con varillas de acero en los laterales. A mí, la que más me gusta es la String Pocket (la de la foto de arriba).

¿Qué no sabes cuál es? Ahora te lo explico, no te preocupes.

La estantería String Pocket fue creada por el sueco Nisse Strinning en 1949 para la marca String.

Es uno de los diseños nórdicos más destacados por el estilo y versatilidad que tiene. Consta de 3 baldas modulares y de dos paneles laterales de metal. Si necesitas más espacio, puedes añadir más módulos (hay muchos colores disponibles).

Clásica

estantería escandinava

La que puedes encontrar fácilmente en Ikea.

Este tipo de estantería queda genial en espacios amplios (ya que suele ocupar bastante espacio). A mí personalmente, me gusta para salones o habitaciones grandes.

Su estructura suele ser cuadrada o rectangular e internamente se divide en cubos que tienen la misma medida, o no. Aquí dependerá si tienes un gusto más clásico o moderno.

Ahora que ya conoces los tipos de estanterías nórdicas más populares, solo te queda una cosa por hacer: ¡decídete por una! (o por todas vaya).

En nuestra tienda online también puedes encontrar:

Estantería Nórdica: lo simple y funcional tiene sello escandinavo
5 (100%) 3 votes