Sofá nórdico: estilo, calidad, comodidad y buen precio (muy barato)

Uno de los mayores placeres de la vida es el siguiente (y gratuito):

Llegas a casa después de un día duro de trabajo, te quitas los zapatos, la ropa, posas el bolso…Todo fuera.

A continuación, te enfundas el pijama y unas zapatillas calentitas. Según te arrastras por el pasillo, ya lo estás sintiendo: cogerás una manta, un cojín mullido y te olvidarás de todo.

Efectivamente, ya has llegado. Te quitas las zapatillas, te echas y te tapas con la manta. Enciendes la TV y, de repente, todo lo malo desaparece.

Esta sensación tan placentera ocurre cuando tienes un buen sofá. Y, en nuestra tienda online, tenemos unos sofás nórdicos que son puro amor:

 

En nuestra tienda online también puedes encontrar:

Sofá estilo nórdico, ¿qué modelo debería comprar?

Si estás aquí sé lo que estás buscando. Déjame que adivine.

Buscas un sofá cómodo, con un estilo escandinavo de esos que enamoran a primera vista, y al ser posible, que te cueste lo más barato posible.

Bueno, si has visto los que tenemos en nuestra tienda, todos cumplen con esas características.

Pero, si todavía sigues indecisa, te ayudaré a encontrar el sofá perfecto para ti. Vamos a ver los tipos, estilos y cómo combinarlos.

Sofá cama nórdico

sofá cama de estilo nórdico

¿Cuántas veces viene alguien que no te esperabas y tienes que improvisar una cama? O peor aún, tiene que dormir en el sofá porque no tienes sitio…

Si tienes una casa pequeña, y no tienes cuarto de invitados, tu solución es un sofá cama.

La mayoría de los que hay en el mercado, son más feos que un cuerno o cuestan más que un riñón.

El de la foto de arriba es muy fácil de abrir y se hace cama fácilmente con su sistema clic-clac o apertura de libro. Además, es de 3 plazas y lo tienes en varios colores (pulsa en la imagen para verlos todos).

Sillón nórdico

sillón en color beige
Disponible en varios colores. Clic en la imagen para verlos todos.

El sillón es un mueble que no puede faltar en salones más espaciosos, en habitaciones, despachos o incluso en el hall de entrada a modo de recibidor (para calzarte antes de salir a la calle).

Si te gusta la comodidad, el confort y un tapizado y apoyabrazos agradable al tacto, te recomiendo que veas el sillón de estilo escandinavo de la foto de arriba.

Sofá de diseño nórdico clásico

sofá en color gris

Si quieres un diseño nórdico 100% este es el sofá que estabas buscando. Sabrás reconocerlo porque su respaldo, reposabrazos y los asientos tienen unas líneas rectas.

Tienen un estilo minimalista y, normalmente, sus colores son neutros (gris claro, blanco, beige o tonos pastel), aunque últimamente se están poniendo de moda los colores más chillones (amarillo, azulón o naranja).

Las patas suelen estar dispuestas hacia el exterior y en color madera.

Sofá escandinavo vintage o retro

sofá vintage

Este tipo de sofá posee unas formas más redondeadas que nos recuerda al diseño de los años 50. Normalmente, están tapizados en piel y poseen un color marrón oscuro.

Su precio suele ser más elevado y su diseño es muy similar al Chester.

Sofá de piel

sofá de piel negro

Si buscas algo diferente y con más de elegancia te recomendaría un sofá de piel.

Normalmente, el estilo nórdico utiliza tapizados en tela, por lo que si buscas diferenciarte un poco, la piel le puede sentar genial a tu casa.

Como ocurre con el modelo vintage, este tipo de sofá tiene un precio más elevado que el convencional.

¿Cómo decorar sofás de diseño nórdico?

Esta parte es muy importante, así que, permanece atenta.

Sea como sea el tipo de sofá que escojas, los textiles van a ser lo que defina tu estilo. Para que me entiendas, es como tú con la ropa (es una parte de ti). Así que no dejes a tu sofá desnudo 😉

Cojines

sofá con cojines

Lo primero en lo que debes fijarte para colocar cojines en tu sofá es la simetría. Debe haber un equilibrio. Es decir, no puede parecer que han sido tirados de cualquier manera.

Mi recomendación es que empieces por los extremos hasta llegar al centro, pero acuérdate de que tenga un sentido, ¿ok?

Algo que queda natural y relajado es colocar los elementos en números impares.

En cuanto a los estampados, si tu sofá tiene un tono neutro, le puedes meter unos cojines con motivos geométricos de diferentes colores.

sofá con cojines geométricos

Mantas

Un imprescindible para vestir tu sofá. Las mantas le aportan a tú sofá un toque de calidez y hacen tu casa más acogedora (algo que no puede faltar en la decoración nórdica).

manta gruesa en sofá

En las estaciones más frías, las mantas de pelo o de tela gruesa quedan especialmente bien.